Tarta de vainilla y merengue

Está tarta hará las delicias de los más golosos, es perfecta para un cumpleaños o cualquier celebración especial.

Lleva un bizcocho de vainilla tierno, esponjoso y muy jugoso al llevar almíbar, va rellena con crema pastelera al agua (sin huevos y sin leche) y cubierta por los laterales con un delicioso merengue italiano.

Está tarta la he hecho para un cumpleaños muy especial (para mí sobrina) y la he decorado con una oblea de azúcar de su serie favorita (Stranger Things), en la receta os explico como poner la oblea en la tarta, no tenéis que decorar la tarta cómo yo (con la oblea), la podéis decorar como más os guste, le podéis hacer una espiral, copetes o rosas con el merengue y echarle splinkles por encima.

Espero que os animéis a preparar está delicia, porque está extremadamente rica!

 

 

(Para dos moldes redondos 18 cm)

 

Ingredientes para los bizcochos:

(Todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente).

250 grs. de harina de trigo.

200 grs. de azúcar.

180 ml. de aceite de oliva suave o girasol.

125 grs. de yogur griego natural sin azúcar.

2 Cdtas. de pasta o extracto de vainilla.

4 huevos L.

2 ½ Cdtas. de levadura química o polvos de hornear.

 

Ingredientes para el almíbar:

200 ml. de agua.

200 grs. de azúcar.

Un chorreón de ron añejo.

 

Ingredientes para la crema pastelera al agua:

500 ml. de agua.

300 grs. de azúcar.

100 grs. de harina de trigo o harina fina de maiz (maizena).

2 Cdtas. de pasta o extracto de vainilla.

¼ Cdta. de colorante alimentario.

 

Ingredientes para el merengue italiano:

4 Claras de huevos L a temperatura ambiente.

300 grs. de azúcar.

100 ml. de agua.

 

Ingredientes para la decoración:

Una oblea de azúcar (opcional).

Gelatina en spray (opcional).

 

 

 

Preparación de los bizcochos:

Batimos los huevos junto con el azúcar a velocidad media, 5 minutos.

Mientras batimos incorporamos el aceite poco a poco, una vez integrado añadimos el yogur y la vainilla, batimos hasta integrarlos.

Tamizamos la harina junto con la levadura y añadimos a la mezcla, batimos a la velocidad más baja que tenga la batidora hasta integrarlas.

Engrasamos los moldes, vertemos la masa por igual en cada uno (460 gramos aproximadamente), metemos en el horno precalentado a 170° grados, 30 minutos.

Comprobamos que están hechos pinchando con un palito, debe de salir limpio de no ser así, dejamos unos minutos más.

Sacamos del horno y dejamos reposar sobre una rejilla 10 minutos.

Pasado el tiempo, desmoldamos sobre la rejilla y dejamos enfriar por completo.

Una vez fríos, los nivelamos con una lira o cuchillo y cortamos cada bizcocho por la mitad (así obtendremos 4 discos), reservamos.

 

 

Preparación del almíbar:

Echamos en un cazo el azúcar, el agua y el ron, ponemos a fuego medio y dejamos desde que empiece a hervir 5 minutos, apartamos del fuego y vertemos en un biberón de repostería.

 

 

Preparación de la crema pastelera al agua:

Tamizamos la harina y mezclamos muy bien con el azúcar, echamos en un cazo junto con el resto de ingredientes, ponemos a fuego medio y sin dejar de remover dejamos hasta que hierva y espece la mezcla.

Retiramos del fuego y vertemos en un bol, cubrimos con papel transparente (film) de forma que esté en contacto con toda la superficie de la crema (así evitaremos que se seque la parte superior), dejamos enfriar por completo a temperatura ambiente y metemos en la nevera hasta el día siguiente.

 

Preparación del merengue italiano:

Echamos el azúcar y el agua en un cazo, ponemos a fuego medio y dejamos que se haga un almíbar espeso.

Cuando el almíbar empiece a hervir, comenzamos a batir las claras a velocidad media alta.

Si tienes termómetro de cocina, el almíbar estará cuando llegue a los 118°C o 120°C.

Si no tienes termómetro, coge un poquito de almíbar con una cuchara y lo sumerges en agua fría, cuando enfríe se hará una bolita que se aplasta fácilmente con los dedos, en esté punto ya lo tendremos listo.

Cuando las claras estén bien montadas, añadimos el almíbar en forma de hilo mientras batimos a velocidad media.

Una vez añadido el almíbar, seguimos batiendo a velocidad media alta hasta que el merengue esté bien montado, firme, brillante y a temperatura ambiente.

 

 

 

 

Montar la tarta:

Con un pincel repartimos el almíbar en cada bizcocho por igual.

Ponemos el primer bizcocho en el plato o stand donde lo vamos a servir, ponemos una capa generosa de crema pastelera y repartimos de forma uniforme por toda la superficie del bizcocho (yo la he repartido con una manga pastelera).

Colocamos encima el segundo bizcocho y repetimos el mismo proceso.

Colocamos el tercer bizcocho y volvemos a repetir el mismo proceso.

Colocamos el cuarto y último bizcocho, cubrimos la superficie del bizcocho con una fina capa de crema pastelera y ponemos la oblea encima, presionando un poco para que quede bien pegada a la tarta, pulverizamos una capa fina y uniforme de gelatina por toda la superficie de la oblea a una distancia de 20-25 centímetros.

Metemos el merengue en una manga pastelera con la boquilla 1M de Wilton y hacemos rosas por los lados de la tarta, empezamos por abajo y una vez le hallamos dado la vuelta entera, hacemos otra línea de rosas arriba de éstas, seguimos así hasta llegar al borde de la tarta (según del tamaño que hagas las rosas, te saldrán más líneas o menos).

Y una vez hallamos terminado de decorar nuestra tarta con el merengue ya la tendremos lista para servirla y disfrutarla.

 

 

2 comentarios en «Tarta de vainilla y merengue»

Deja un comentario