Mona de pascua

Hoy os traigo una riquísima mona de pascua, un dulce típico y de origen tradicional en muchas culturas, que se consume coincidiendo con el final de la cuaresma, un periodo en el cual, tradicionalmente, se lleva a cabo ayuno y abstinencia de un buen número de alimentos.

La tradición marcaba que el padrino de bautizo o abuelo regalaba a su ahijado/a una mona de pascua como símbolo de protección.

Actualmente las monas se hacen de bizcocho y chocolates, las originales monas se hacen de pan y huevos duros.

Antiguamente la mona traía tantos huevos duros como años tenía el niño/a y la edad máxima era los 12 años donde el niño/a dejaba de recibir la mona de pascua.

Espero que os animéis a probar está delicia, os encantará!

 

 

 

 

 

 

(Estás cantidades son para un molde redondo de 18 cm)

 

 

Ingredientes para el bizcocho:

250 grs. de harina de trigo.
180 grs. de azúcar.
3 huevos L.
160 ml. de aceite de oliva suave.
160 ml. de leche entera.
12 grs. de levadura química o polvos de hornear.
1 Cda. de pasta o extracto de vainilla.
Una pizca de sal.

Ingredientes para el relleno de crema de queso:

250 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
300 grs. de azúcar glas o icing sugar.
150 grs. de queso crema (queso de untar).
Mermelada de fresa.

Ingredientes para la cobertura de chocolate negro:

200 grs. de chocolate negro para fundir.
200 ml. de nata para montar o crema para batir (35% M.G).
50 grs. de mantequilla sin sal.

 

 

Preparación del bizcocho:

Batimos los huevos junto con el azúcar y la pizca de sal a velocidad media, 5 minutos.
Mientras batimos añadimos el aceite y la leche.
Agregamos la vainilla y batimos hasta integrarla.
Engrasamos el molde y vertemos la mezcla, metemos en el horno precalentado a 170° grados, 50 minutos.
Comprobamos que está hecho pinchando con un palito, debe de salir limpio, de no ser así, dejamos unos minutos más.
Sacamos del horno y dejamos reposar sobre una rejilla 10 minutos.
Pasado el tiempo, desmoldamos sobre la rejilla y dejamos enfriar por completo.
Una vez frío, lo nivelamos con una lira o cuchillo y cortamos en tres partes iguales, (reservamos).

 

Preparación del relleno de crema de queso:

Batimos la mantequilla a temperatura ambiente a velocidad alta 5 minutos o hasta que esté cremosa.
Añadimos el azúcar glas o icing sugar tamizado y batimos 5 minutos a velocidad alta hasta obtener una crema suave y homogénea.
Agregamos el queso crema muy frío y batimos un minuto más, y ya tendremos lista nuestra crema de queso.

 

Montar la tarta:

Untamos sobre el primer bizcocho una capa de mermelada de fresa y encima una capa generosa de crema de queso, repartimos de forma uniforme por toda la superficie del bizcocho.
Colocamos encima el segundo bizcocho y repetimos el mismo proceso.
Colocamos el tercer y último bizcocho, ponemos una capa finita de crema de queso en la superficie y los lados de la tarta, con una espátula alisamos bien, (metemos en la nevera mientras hacemos la cobertura de chocolate, también la podemos dejar de un día para otro).

 

Preparación de la cobertura de chocolate negro:

Troceamos el chocolate y reservamos.
Calentamos la nata hasta hervir.
Retiramos del fuego y vertemos sobre el chocolate, esperamos unos minutos y removemos continuamente hasta integrarlos.
Ponemos la tarta sobre una rejilla y cubrimos por completo con la cobertura de chocolate.
La pasamos a un plato o stands donde la vamos a servir y decoramos a nuestro gusto.
(Yo la he decorado con figuras de chocolate, huevos de chocolate de colores, unas plumas y en los lados de la tarta le he puesto unos fideos de chocolate de colores).

 

 

 

Deja un comentario