Roscos de vino (dulce de cuaresma)

Estos roscos o rosquetes de vino están riquísimos, son crujientes por fuera y tiernos por dentro, ideales para desayunar, merendar o regalar.
Es una receta fácil y sencilla de hacer, ya tengo varias recetas de roscos publicadas en mí blog, estos que te enseño hoy son de vino, un dulce de cuaresma típico por estás fechas en Andalucia.
Os animo a preparar estos deliciosos roscos, es un dulce que gusta a todos!
¡Os van a encantar!

 

(Salen 30 roscos aproximadamente)

Ingredientes:

1 kilo de harina de trigo.
500 grs. de azúcar.
1 sobre de levadura química o polvos de hornear (16 grs).
2 Cdas. de canela molida.
4 huevos L.
200 ml. de aceite de oliva suave.
100 ml. de vino dulce.
50 grs. de matalahúva (anís en grano).
6 clavos.

 

 

 

Preparación:

Ponemos un perol al fuego con el aceite, cuando esté caliente añadimos los clavos y la matalahúva, freímos un poco y retiramos del fuego, dejamos templar.
En un bol grande echamos la harina, el azúcar, la levadura y la canela, mezclamos todo.
Agregamos el aceite frito colado, los huevos batidos y el vino, amasamos hasta obtener una masa homogénea, (según la harina que uses admitirá más o menos líquidos, si te queda pegajosa añade un poco más de harina y si vez que te queda muy seca añade un poco más de vino).
Tapamos y dejamos reposar 1 hora.
Pasado el tiempo, hacemos los roscos, vamos cogiendo porciones, las estiramos haciendo un cordón de unos 2 centímetros de grosor y por último, unimos los extremos apretando ligeramente formando un círculo.
Colocamos los roscos sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear, los roscos crecerán un poco en el horneado, por lo que hay que dejar espacio entre ellos.
Metemos en el horno precalentado a 180° grados, 15 minutos o hasta que estén dorados.
Sacamos del horno y dejamos templar en la bandeja durante unos minutos.
Pasado el tiempo, los pasamos a una rejilla y dejamos enfriar por completo.

 

 

Comentarios en «Roscos de vino (dulce de cuaresma)»

Deja un comentario