Bundt cake de limón y chocolate blanco

El bizcocho de limón siempre resalta por el acidez del limón que hace un rico contraste con el dulce, pero está receta también lleva un ingrediente especial, «chocolate blanco».

Aunque parezca un poco raro, la combinación de limón y chocolate blanco es espectacular.
Es un bizcocho con una miga tierna, esponjosa y jugosa, tiene un rico sabor a limón debido al limoncello y a la cáscara de limón, bañado con un glaseado de limón que aumenta su sabor.
Es ideal para desayunos y meriendas con un buen café o te.
Os ánimo a preparar está delicia, os va a encantar!

 

(para un molde de corona de 26 cm o 28 cm)

Ingredientes:

360 grs. de harina de trigo.
225 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
250 grs. de azúcar.
4 huevos L.
2 yemas de huevos.
La ralladura de un limón.
1 Cdta. de pasta o extracto de vainilla.
110 grs. de Chocolate blanco.
180 ml. de buttermilk (si no lo encontráis, podéis hacerlo casero con 170 ml. de leche entera y 10 ml. de vinagre blanco, mezclar y dejar reposar 10 minutos a temperatura ambiente, estará listo cuando parezca que se ha cortado).
60 ml. de licor de limoncello.
Una pizca de sal.
2½ Cdtas. de levadura química o polvos de hornear.
2½ Cdtas. de bicarbonato de sodio.

Ingredientes para el glaseado:

150 grs. de azúcar glas.
Zumo o jugó de limón.
Almendras caramelizadas crocanti para decorar.

 

 

 

Preparación:

Derretimos el chocolate blanco en el microondas en tandas de 20 segundos hasta que esté completamente fundido, dejamos templar.
Batimos la mantequilla junto con el azúcar y la pizca de sal a velocidad media, 5 minutos o hasta obtener una crema blanquecina.
Añadimos los huevos y las yemas de uno en uno, (cuando se haya integrado el primero añadiremos el siguiente).
Agregamos la ralladura de limón, la vainilla y el chocolate blanco fundido y templado, batimos hasta integrarlos.
Mezclamos el limoncello con el buttermilk.
Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato, añadimos a la mezcla en tres veces alternandola con el buttermilk, batimos a la velocidad más baja que tenga la batidora hasta integrarlo todo.
Engrasamos el molde, vertemos la masa, alisamos la superficie y le damos unos golpecitos al molde para asentar la masa.
Metemos en el horno precalentado a 170° grados, 50 minutos aproximadamente.
Comprobamos que está hecho, pinchando con un palito, debe de salir limpio, de no ser así, dejamos unos minutos más.
Sacamos del horno y dejamos reposar sobre una rejilla 10 minutos.
Pasado el tiempo, desmoldamos sobre la rejilla y dejamos enfriar por completo.

 

 

Preparación del glaseado:

En un bol echamos el azúcar glas y vamos añadiendo el zumo de limón poco a poco removiendo continuamente hasta conseguir la consistencia de un yogur.
Echamos el glaseado por encima del bizcocho con la ayuda de una cuchara en forma de zig zag y por último decoramos con las almendras crocanti.

 

 

 

Comentarios en «Bundt cake de limón y chocolate blanco»

Deja un comentario