Tarta Red Velvet o terciopelo rojo (especial San Valentín)

Se acerca San Valentín y que mejor manera de celebrarlo con esta tarta tan especial.

Aprende a preparar la famosa tarta Red Velvet americana, que se traduce como tarta de terciopelo rojo y cuyo nombre viene motivado por el aspecto que adquiere el bizcocho que se elabora.

Para hacer está tarta he utilizado un molde con forma de corazón, pero si no tienes lo puedes hacer en cualquier otro molde, te saldrá igual de rico.

Es un bizcocho que queda húmedo y jugoso, con un ligero toque agrio que junto con la buttercream de queso hacen una combinación de auténtico ¡escándalo!

¡Feliz San Valentín!

 

 

 

 

 

(Para un molde de corona de 24 cm)

 

 

Ingredientes para el bizcocho:

300 grs. de harina de trigo.
250 grs. de azúcar.
2 huevos L.
250 ml. de leche entera.
2 Cdtas. de zumo o jugó de limón.
120 ml. de aceite de oliva suave o girasol.
1 Cdta. de pasta o extracto de vainilla.
15 grs. de cacao puro en polvo (sin azúcar).
2 Cdtas. de colorante alimentario rojo en pasta, (yo utilizo el colorante extra rojo en pasta de sugarflair).
1 Cdta. de bicarbonato de sodio.
1 Cdta. de vinagre blanco o de manzana.
Frambuesas para decorar.

Ingredientes para la buttercream de queso:

180 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
360 grs. de azúcar glas o icing sugar.
180 grs. de queso crema muy frío (queso de untar).

 

 

Preparación del bizcocho:

Añadimos el zumo de limón a la leche, mezclamos y dejamos reposar (10 minutos), mientras seguimos con la receta.
Batimos los huevos a velocidad media, 5 minutos.
Agregamos el azúcar y batimos 1 minuto más.
Añadimos el aceite y la vainilla, mezclamos hasta integrarlos.
A estás alturas el zumo de limón ya a hecho su efecto en la leche, tendrá unos grumitos, esto nos indica que ya tenemos hecha nuestra buttermilk casera.
Ponemos la batidora a la velocidad más baja que tenga y añadimos la harina junto con el cacao en polvo tamizados, lo añadiremos en dos veces alternandola con la buttermilk casera, batimos hasta integrarlo todo.
Agregamos el colorante alimentario y batimos hasta integrarlo.
Por último, mezclamos el vinagre con el bicarbonato y nada más empiece a hacer reacción lo vertemos sobre la masa y batimos hasta integrarlo.
Engrasamos el molde, vertemos la masa y le damos unos golpecitos al molde para asentar la masa, tapamos el molde con papel de aluminio respetando el agujero de la chimenea.
Metemos en el horno precalentado a 180° grados, 50 minutos aproximadamente.
Comprobamos que está hecho, pinchando con un palito, debe de salir limpio, de no ser así, dejamos unos minutos más.
Sacamos del horno, le quitamos el papel de aluminio y dejamos reposar sobre una rejilla hasta entibiar.
Desmoldamos sobre la rejilla y dejamos enfriar por completo.

 

 

Preparación de la buttercream:

Batimos la mantequilla a temperatura ambiente a velocidad alta, 5 minutos.
Añadimos el azúcar glas o icing sugar tamizado y batimos a velocidad alta, 5 minutos o hasta obtener una crema suave y homogénea.
Pasado el tiempo, agregamos el queso crema muy frío y batimos un minuto más.
Introducimos la crema en una manga pastelera con una boquilla (yo he utilizado la 6B de Wilton), y la metemos en la nevera de 10 a 15 minutos para que coja consistencia.
(Si hace frío no hace falta meterla en la nevera).
Ponemos el bizcocho en el plato donde lo vamos a servir, cortamos por la mitad con una lira o cuchillo y decoramos con la buttercream y las frambuesas, cuando lo tengamos ponemos la otra mitad del bizcocho encima y volvemos a decorar con la buttercream y las frambuesas.
Por último, he rallado bizcocho por encima de la tarta.
(El bizcocho que he rallado encima de la tarta, es el que me a sobrado de nivelar el bizcocho).

 

Comentarios en «Tarta Red Velvet o terciopelo rojo (especial San Valentín)»

Deja un comentario