Tarta de piña y mango (sin horno)

La piña y el mango son frutas tropicales que combinan muy bien juntas, en ésta ocasión os enseño a preparar una deliciosa tarta de piña y mango sin horno, tiene una crujiente base de galletas, un suave y cremoso relleno y una riquísima cobertura de mango con trocitos de piña, todo esto hace de ésta tarta una aúntetica delicia!

Es ideal como postre de una comida familiar o amigos, también también viene muy bien para una merienda especial, seguro que a vuestros invitados les encantará!

Espero que os animéis a preparar esta delicia y os guste tanto como a mí!

 

 

(Para un molde redondo desmontable de 24 cm)

 

Ingredientes:
Para la base:

250 grs. de galletas digestive o tipo maría.

90 grs. de mantequilla sin sal derretida.

 

Para el relleno:

400 ml. de nata para montar o crema para batir (35% M.G).

250 grs. de yogur griego natural (sin azúcar) a temperatura ambiente.

250 grs. de leche condensada a temperatura ambiente.

80 ml. de zumo o jugo de piña del que viene con la piña (hervir unos 160 ml. de zumo, 15 segundos, retirar del fuego y dejar enfriar para hidratar la gelatina).

10 grs. de gelatina o grenetina en polvo sin sabor o 6 hojas de gelatina.

4 rodajas de piña bien escurridas cortadas por la mitad.

 

Para la cobertura:

340 grs. de mermelada de mango.

5 grs. de gelatina o grenetina en polvo sin sabor o 3 hojas de gelatina.

30 ml. de agua fría.

2 rodajas de piña.

 

Para la decoración:

Nata montada.

Trocitos de piña.

Frambuesas.

 

 

 

Preparación de la base:

Trituramos las galletas con un procesador de alimentos, añadimos la mantequilla derretida y mezclamos.

Forramos con papel de horno la base del molde y engrasamos las paredes con un poquito de aceite de girasol (si usas un molde de silicona como el mío, no hace falta forrar la base ni engrasar las paredes), echamos la mezcla de galletas en el molde y repartimos por toda la base, alisamos bien ayudándonos con la base de un vaso, ponemos las mitades de piña cubriendo las paredes del molde y metemos en la nevera mientras seguimos con la receta.

 

 

Preparación del relleno:

Echamos la gelatina en polvo en 80 ml. de zumo de piña del que hemos hervido (tiene que estar frio), mezclamos bien y dejamos reposar 10 minutos.

Semimontamos la nata (la nata, el bol y las varillas tienen que estar muy fríos), añadimos el yogur a temperatura ambiente y batimos hasta integrarlo.

A estas alturas la gelatina ya habrá absorbido todo el agua, si es así la derretimos en el microondas de 10 a 15 segundos y la añadimos a la leche condesada, mezclamos hasta integrarla y vertemos a la mezcla anterior, batimos hasta integrarla.

Una vez lista la vertemos en el molde sobre la base de galletas y metemos en la nevera un mínimo de 2 horas.

 

Preparación de la cobertura:

Cortamos las rodajas de piña en trocitos pequeños y los ponemos en un colador 10 minutos para que escurran cualquier exceso de líquido.

Echamos la gelatina en polvo en el agua fría, mezclamos bien y dejamos reposar 10 minutos, pasado el tiempo la gelatina a absorbido todo el agua, derretimos en el microondas de 5 a 8 segundos, cuando esté totalmente derretida vertemos sobre la mermelada y mezclamos bien.

Agregamos los trocitos de piña y mezclamos.

Vertemos sobre la tarta, con la ayuda de una cuchara o espátula repartimos bien por toda la superficie, metemos en la nevera hasta el día siguiente.

Al día siguiente, desmoldamos y decoramos a nuestro gusto, yo la he decorado con nata montada, unos trocitos de piña, unas frambuesas y una mariposa de papel comestible.

 

 

Comentarios en «Tarta de piña y mango (sin horno)»

Deja un comentario