Cheesecake de oreo (sin horno)

Para los que nos encanta las galletas oreo y las tartas de queso, que mejor propuesta para éstos días de calor que una fantástica tarta de queso con galletas oreo de las que hacen historia, por que una vez hagáis esta tarta les va a gustar tanto a todos, que os la van a pedir una y otra vez.

Es una receta muy fácil de hacer y con ingredientes fáciles de encontrar, es perfecta como postre de una comida familiar o con amigos, una fiesta o una ocasión especial.

Sin duda os la recomiendo porque estoy segura que os va a encantar!!!

 

 

(Para un molde redondo desmontable de 24 cm)

 

Ingredientes:
Para la base:

250 grs. de galletas oreo con el relleno.

70 grs. de mantequilla sin sal derretida.

 

Para el relleno:

400 ml. de nata para montar o crema para batir muy fría (35% M.G).

400 grs. de queso crema frío (queso de untar).

180 grs. de azúcar.

170 grs. de galletas oreo con el relleno.

2 Cdtas. de pasta o extracto de vainilla.

10 grs. de gelatina o grenetina en polvo sin sabor o 6 hojas de gelatina.

50 ml. de agua fría.

 

Para la cobertura:

200 grs. de chocolate negro para fundir.

200 ml. de nata para montar o crema para batir (35% M.G).

 

Para la decoración:

Nata montada.

Galletas oreo.

 

 

 

Preparación de la base:

Trituramos las galletas en un procesador de alimentos, añadimos la mantequilla derretida y mezclamos.

Forramos con papel de horno la base del molde y engrasamos las paredes con un poquito de aceite de girasol, echamos la mezcla de galletas y repartimos por toda la base, alisamos bien ayudándonos con la base de un vaso y metemos en la nevera mientras seguimos con la receta.

 

Preparación del relleno:

Echamos la gelatina en polvo en el agua fría, mezclamos bien y dejamos reposar 10 minutos.

Batimos el queso crema hasta que se ponga cremoso, añadimos el azúcar en forma de lluvia y batimos hasta integrarla.

Agregamos vainilla y batimos hasta integrarla.

Añadimos la nata bien fría y batimos hasta semimontarla.

A éstas alturas la gelatina ya habrá absorbido todo el agua, si es así la derretimos en el microondas de 10 a 15 segundos y la agregamos a la mezcla, batimos bien hasta integrarla.

Metemos las galletas oreo en una bolsa de congelados y machacamos con un rodillo, (tienen que quedar hechas trocitos, no hechas polvos).

Añadimos las galletas a la mezcla y mezclamos con una espátula con movimientos envolventes hasta integrarlas.

Vertemos está mezcla en el molde sobre la base de galletas y con una espátula alisamos la superficie, metemos en la nevera un mínimo de 2 horas.

 

 

Preparación de la cobertura:

Troceamos el chocolate y reservamos.

Calentamos la nata hasta hervir, retiramos del fuego y echamos el chocolate, dejamos reposar unos minutos.

Pasado el tiempo, removemos continuamente hasta integrarlo, (dejamos templar).

Vertemos la cobertura sobre la tarta y agitamos un poquito el molde para alisar la superficie.

Metemos en la nevera hasta el día siguiente.

Al día siguiente, desmoldamos la tarta y decoramos a nuestro gusto con la nata montada y las galletas oreo.

Y ya la tendremos lista para servirla y disfrutarla.

 

 

Comentarios en «Cheesecake de oreo (sin horno)»

Deja un comentario