Poleá (Espoleá o Gachas dulces) en thermomix y tradicional

 La poleá es una receta típica de la cocina andaluza, especialmente de Sevilla, Huelva y Cádiz, consiste en una variante dulce de las gachas, que se consumía especialmente en otoño e invierno durante los años difíciles.
Originaría desde el periodo de Al-Andalus y anotada por lbn_Razin_al-Tuyibi.
Espero que os animéis a hacerla y os guste tanto como a mí!












Ingredientes:

100 ml. de aceite de oliva.
100 grs. de harina de trigo.
1 litro de leche entera.
100 grs. de azúcar.
20 grs. de matalahúva (anís en grano).
20 ml. de anís dulce (aguardiente).
Pan del día anterior.












Preparación tradicional:

Cortamos el pan a cuadraditos pequeños y freímos en abundante aceite caliente, pasamos a un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite y reservamos.
Ponemos un perol al fuego con el aceite, cuando esté caliente añadimos la matalahúva y freímos un poco, apartamos del fuego y colamos, volvemos a verter el aceite en el perol y ponemos a fuego medio, agregamos la harina y removemos continuamente con unas varillas hasta que la harina se tueste y se integre.
Agregamos la leche poco a poco removiendo constantemente hasta que quede una crema lisa y sin grumos.
Añadimos el azúcar junto con el anís dulce y seguimos removiendo hasta que la crema espese un poco (hay que tener en cuenta que aunque parezca líquida cuando se va enfriando va espesando).
Vertemos en cuencos individuales, dejamos templar y echamos por lo alto el pan frito reservado al gusto.
Y ya las tendremos listas para servirlas y disfrutarlas.












Preparación en thermomix:

Cortamos el pan a cuadraditos pequeños y freímos en abundante aceite caliente, pasamos a un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite y reservamos.
Echamos en el vaso el aceite y la matalahúva, programamos 10 minutos, 100° grados, velocidad cuchara.
Colamos el aceite y volvemos a echarlo en el vaso de la thermomix. Añadimos la harina y programamos 8 minutos, 100° grados, velocidad 2.
Agregamos la leche, el azúcar y el anís dulce, programamos 8 minutos, 90° grados, velocidad 4.
Pasado el tiempo vertemos en cuencos individuales, dejamos templar y echamos por lo alto el pan frito reservado al gusto.
Y ya las tendremos listas para servirlas y disfrutarlas.










Comentarios

Entradas populares de este blog

Tarta tres Chocolates con y sin thermomix

Tarta de la Abuela (Flan, Chocolate y Galletas)

Galletas Craqueladas de Calabaza