Bundt cake de aceite de oliva y pistachos

 Este bundt cake de aceite de oliva y pistachos es una delicia, tiene una miga tierna y esponjosa, el aceite de oliva le aporta jugosidad y un sabor riquísimo, bañado de un glaseado con un intenso sabor a limón.
La masa del bizcocho es súper fácil de hacer, porque se hace a mano, no hay que montar ningún ingrediente, es lo que los estadounidenses llaman un pan rápido, porque sube únicamente con la levadura química o impulsor.
Espero que os animéis a hacerlo y os guste tanto como a mí!












(Para un molde de corona de 24 cm)





Ingredientes:

250 grs. de harina de trigo.
280 grs. de azúcar.
180 ml. de aceite de oliva suave.
150 ml. de nata para montar o crema para batir (35% M.G).
1 Cdta. de zumo o jugo de limón.
3 huevos L.
La ralladura de un limón.
2 Cdtas. de levadura química o polvos de hornear (10 grs).
85 grs. de pistachos pelados y  troceados.





Para el glaseado:

150 grs. de azúcar glas.
Zumo o jugo de limón.





Para decorar:

Pistachos pelados y troceados.












Preparación:

Añadimos el zumo de limón a la nata, mezclamos y dejamos reposar 10 minutos, mientras seguimos con la receta.
Mezclamos con unas varillas de manos el aceite con el azúcar hasta integrarlo.
Agregamos los huevos junto con la ralladura del limón y mezclamos hasta integrarlos.
A estás alturas el zumo de limón ya a hecho su efecto en la nata, tendrá unos grumitos, esto nos indica que ya tenemos hecha nuestra sour cream o crema agria casera.
Tamizamos la harina junto con la levadura y la añadimos a la mezcla en dos veces intercalandola con la crema agria.
Cuando lo tengamos todo integrado, agregamos los pistachos troceados y mezclamos con una espátula hasta repartirlos por toda la masa.
Engrasamos el molde y echamos la masa, le damos unos golpesitos al molde sobre la encimera para asentar la masa.
Metemos en el horno precalentado a 160° grados, 75 minutos aproximadamente.
Comprobamos que está hecho, pinchando con un palito, debe salir limpio, de no ser así, dejamos unos minutos más.
Sacamos del horno y dejamos reposar sobre una rejilla de 15 a 20 minutos, desmoldamos sobre la rejilla y dejamos enfriar por completo.



















Preparación del glaseado:

Echamos el azúcar en un bol y vamos añadiendo el zumo de limón poco a poco removiendo continuamente hasta conseguir la consistencia de un yogur.
Echamos el glaseado por encima del bizcocho con la ayuda de una cuchara en forma de zig zag y por último decoramos con los pistachos troceados.

















Comentarios

Entradas populares de este blog

Tarta tres Chocolates con y sin thermomix

Galletas Craqueladas de Calabaza

Tarta de la Abuela (Flan, Chocolate y Galletas)