Galletas de Jengibre

Las galletas de jengibre son un clásico en el norte de Europa de donde es su origen, son unas galletas con un sabor especial, sabor a Navidad, le puedes dar la forma que más te guste, arbolito de navidad, muñeco de jengibre, estrella, corazón, casita, copo de nieve.....
Se decoran con Glasa Real, a los peques de la casa les encantará decorarlas.
Espero que te animes a hacerlas porque están riquísimas, son ideales para regalar, tomar en el desayuno o en la merienda, a tu familia les encantarán!










Ingredientes:

400 grs. de harina de trigo.
120 grs. de azúcar moreno o mascabado.
120 grs. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
120 grs. de miel de caña o melaza.
1 huevo L.
2 Cdtas. de jengibre en polvo.
1 Cdta. de canela en polvo.
1/4 Cdta. de nuez moscada (opcional).
Una pizca de sal.
Glasa Real para decorar las galletas.










Preparación:

Tamizamos los ingredientes secos y reservamos.
Batimos la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar y la pizca de sal a velocidad media, 5 minutos.
Añadimos el huevo y batimos hasta integrarlo.
Agregamos dos cucharadas de la mezcla de los ingredientes secos, batimos hasta integrarlos y seguidamente añadimos la miel de caña o melaza, batimos hasta integrarla.
Por último añadimos los ingredientes secos poco a poco hasta integrarlos (lo batimos a la velocidad más baja que tenga la batidora).
Dividimos la masa por la mitad y hacemos una bola con cada trozo.
Estiramos las dos bolas entre dos papeles de horno con un grosor aproximadamente de 6 milímetros y metemos en la nevera 2 horas o en el congelador 20 minutos.










Pasado el tiempo retiramos el papel que cubre las masas y las cortamos con diferentes cortapastas.
Colocamos las galletas sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal, separadas entre sí unos centímetros.
Unimos los recortes de masa de nuevo, estiramos y cortamos hasta terminar con toda.
Metemos en el horno precalentado a 180° grados, de 10 a 12 minutos si son  de tamaño grandes y de 8 a 10 minutos si son de tamaño pequeñas.
Estarán listas cuando se empiecen a dorar ligeramente.
(Recomiendo que cuando metas las galletas en el horno, todas sean más o menos del mismo tamaño para que se horneen por igual).
Sacamos del horno y dejamos reposar 10 minutos, luego las pasamos a una rejilla y dejamos enfriar por completo.
Una vez frías las decoramos con Glasa Real a nuestro gusto y las dejamos secar de 2 a 3 horas.
(Se conservan en una caja de lata).





















 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Galletas Craqueladas de Calabaza

Tarta tres Chocolates con y sin thermomix

Natillas de Vainilla en thermomix